14 de octubre de 2014

La terrorífica historia real de: Annabelle


PUEDE LEER LA MISMA NOTICIA EN NUESTRA NUEVA PLATAFORMA, LOS ESPERAMOS :)

Annabelle en el museo con un cartel
que advierte sobre su peligro.
El espeluznante caso de la muñeca Annabelle se popularizó exorbitantemente después de su aparición en la famosa película de terror 'El conjuro' y más aún con el anuncio del estreno de su propia película del mismo género, la cual está muy cerca de su estreno en cines.

Este fue uno de los sucesos investigados por los parapsicólogos Ed y Lorraine Warren en 1970, los cuales mantienen actualmente a la diabólica muñeca en su museo en Monroe, Connecticut, 'The Warren Occult Museum', junto a muchos otros objetos malditos y poseídos. La muñeca se encuentra en un muestrario de madera, completa, con una cruz y un cartel que dice: 'Precaución: No tocar'

Para empezar la historia es real, pero la verdadera muñeca no era de porcelana ni tenía el aspecto de una niña pequeña, tal como aparece en las películas. Annabelle era una muñeca de trapo y formaba parte de la línea de productos infantiles Raggedy Ann, famosos entre las niñas de esa época.

Todo empezó cuando Donna, una joven estudiante de enfermería, que al cumplir 20 años su madre le obsequia una muñeca de trapo que pronto se convertiría en su mayor pesadilla. La joven colocó el juguete en la habitación del departamento que compartía con su amiga Angie, como decoración y para recordar a su madre. 

Sin embargo, a los pocos días empiezan a suceder extraños fenómenos, primero comenzó a notar que diariamente al regresar de la universidad la muñeca no se encontraba en la posición en la que lo había dejado, sino que aparecía con las piernas cruzadas y brazos cruzados. Pero las dos amigas se alarmaron cuando un día al volver encontraron a Annabelle arrodillada frente a la puerta de entrada.

Lo siguiente fue hallar notas sin sentido aparente, escritas casi como garabatos de niños en papeles de pergamino, con mensajes como ¿Me extrañaste?', 'Ayuda' y 'Ayuda a Lou'. Lou era el novio de Donna y desde el  primer momento percibió que había algo siniestro en esa muñeca.

En primera instancia toman los hechos sucedidos como presuntas bromas de algún estudiante que pretendía asustarlas, por lo que deciden ignorarlo, hasta que todo empeoró y decidieron tomar precauciones por miedo a que se tratara de un delincuente, pero cada día era peor; una noche, al entrar a su cuarto, Donna encontró a la muñeca sobre su cama con las manos manchadas por un espeso líquido rojizo que parecía sangre.

Horrorizadas, las muchachas contactan a una medium para que intentara averiguar lo que estaba pasando con aquella muñeca. Después de una sesión, la medium les informó que la muñeca estaba poseída por el espíritu de una niña de 7 años llamada Annabelle Higgins, y al parecer había sid asesinada en ese mismo lugar y muchos años atrás ese había sido un campo donde ella solía jugar.

El espíritu de Annabelle le dijo a la medium que se sentía muy cómoda con la presencia de Donna y Angie, pidiéndoles que la aceptaran para que pudiera ser amada y cuidada por ellas. Conmovidas por la historia las estudiantes aceptan ingenuamente a dicha petición, y comienzan a convivir con el espíritu llamándola Annabelle.

Por desgracia, poco después, cuando Lou se quedó dormido, despertó sin poder moverse y vio a la muñeca estrangulándolo hasta desmayarse y al despertar se encuentra con la muñeca a los pies de la cama, mientras Lou nota varios arañazos en su pecho, que se curaron al día siguiente.

Lorraine y Ed Warren.
Luego las jovencitas escuchan fuertes ruidos provenientes de su habitación, pero al entrar no encuentran a nadie, es ahí donde deciden contactar a un cura, el cual al constatar el hecho paranormal deja el caso a los parapsicólogos Ed y Lorraine Warren.

Los Warren eran un matrimonio con gran experiencia en el tema, eran muy conocidos por sus estudios de fenómenos paranormales, y habían fundado en 1950 la Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra, además de abrir el famoso Museo del Ocultismo, donde posteriormente llevarían a Annabelle.

Después de un arduo trabajo de investigación durante semanas, los investigadores concluyeron que Annabelle Higgins no poseía a la muñeca, sino que dentro de ella mora un espíritu maligno que pretende poseer a Donna tras haberle dado permiso de entrar a su vida.

Inmediatamente pidieron a un sacerdote que realice un exorcismo en el departamento para limpiar aquel lugar de esa energía maligna y negativa que estaba presente en todas las habitaciones. Así mismo, los  Warren cogieron la muñeca y la llevaron directamente a su casa, donde se encuentra el museo antes mencionado. Optan trasladar el juguete por carreteras secundarias para evitar posibles accidentes provocados por el poder demoníaco de Annabelle.

Actualmente la muñeca se encuentra allí, aunque las visitas están restringidas para evitar tragedias, debido a que Annabelle a pesar de su encierro, nada la detuvo de ocasionar la muerte de varias personas. Por lo que solo es posible tener acceso al lugar a mediante los diferentes eventos organizados periódicamente por el museo. Incluso hay testimonios de los protagonistas de la nueva cinta que se está filmando sobre la diabólica muñeca donde indican que esta ha provocado varios accidentes y fuertes sustos a todos en el set durante el rodaje de varias escenas.

Lo cierto es que nadie sabe a ciencia cierta la verdad detrás de todo esto, ¿espíritus? ¿demonios? ¿mentiras?, no hemos avanzado aún lo suficiente para descubrir si estos fenómenos se deben a energías o seres fantasmales o malignos. Sin embargo los hechos son reales y están a disposición de todos para sus debidas conclusiones. Y en el supuesto de ser verdad solo nos queda preguntarnos ¿estamos a salvo realmente?